Partiendo del paradigma de que los estados psicológicos producen reacciones físicas, y viceversa, podemos afirmar que ciertas situaciones emocionales son capaces de despertar o inhibir el hambre. A su vez, un aumento del apetito y, por tanto, de la variación de la cantidad y calidad de la comida ingerida, produce en la persona unos cambios corporales de tal manera que se siente demasiado pesada, tanto física como intelectualmente (sobrepeso físico pero también pesadez mental o abotargamiento). Esto, a su vez, comporta una serie de molestias corporales (menor agilidad, mayor cansancio, hinchazón, dificultad respiratoria, etc.) y disconfort psicológico (pérdida de autoestima, apatía o falta de interés por algunas cuestiones, frustración, complejos, etc.), cerrando el círculo.

Para romper este círculo vicioso, podemos abordarlo en cualquiera de sus eslabones:

Hay quienes consultan aquejándose de molestias físicas (6), sin haber tomado conciencia que deben normalizar su peso. Si atendemos directamente al sobrepeso (5), debemos cambiar nuestra dieta (4), recuperando unos hábitos adecuados en cuanto a horarios de comida, combinación de alimentos saludables, elección de menús adecuados, etc.

Pero si no solo nos centramos en la dieta, sino que atendemos al aumento de apetito (3), podemos disminuirlo farmacológicamente, o bien incidiendo sobre ese malestar psicológico (2) que lo desató. Para ello, la hipnosis es una herramienta que facilita en poco tiempo el acceso a la causa raíz.

Si, además, queremos ir más allá y atender la situación conflictiva que originó todo lo demás (1), lo que aprendemos entonces es a manejarnos en cualquier conflicto, incorporando recursos, alternativas y soluciones que nos ayudarán a gestionar nuestro malestar psicológico, de tal manera que ya no nos induzca un aumento del apetito y este nos lleve al sobrepeso y a todo lo que ello comporta.

Por todo lo expuesto, en MedHipnosis planteamos un abordaje integral mediante la combinación de una dieta personalizada, incorporación de hábitos higiénico-dietéticos saludables, apoyo farmacológico para el control del impulso bulímico, si fuera preciso, soporte psicológico y gestión emocional, mediante técnicas de autohipnosis y aprendizaje de métodos de resolución de conflictos aplicables a cualquier ámbito y no solo al sobrepeso.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Si deseas normalizar tu peso mediante un planteamiento holístico que aborde tanto la dieta como el modelado de las propias estrategias de afrontamiento de problemas, y quieres beneficiarte de los efectos de la autohipnosis, solicita aquí una primera entrevista.

Probablemente tu caso requerirá un entrenamiento durante varias sesiones, así que revisa tu agenda y hazte un espacio semanal que vas a dedicar a ti, a recuperar tu libertad y bienestar.

Por favor, acude a la primera visita con la documentación médica de que dispongas, así como los fármacos que habitualmente tomas y cualquier otra información que consideres relevante, incluyendo un análisis de sangre reciente (si no dispusieras de él, se tramitará desde la consulta), programa de dietas realizadas anteriormente y ticket del peso, tomado en tu farmacia el mismo día de la visita.